Seguidores

domingo, 26 de octubre de 2014

PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTO NACIONAL 2015



ANÁLISIS DEL PRESUPUESTO NACIONAL PARA EL EJERCICIO 2015
Por Dr CP Jorge Marolla

Fuente: ASAP _Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública







1. Introducción
El presupuesto de recursos y gastos que elabora un Estado, es un instrumento político que implica la adopción de un programa de acción para un período dado; la formulación de una política global y políticas especificas, para llevar adelante dichos programas; la dirección de las actividades para la materialización de tales políticas publicas; los objetivos contemplados en los programas de gobierno; la asignación de prioridades de gastos y la definición de indicadores físicos que miden la gestión del Estado.
El pasado 15 de septiembre, el Poder Ejecutivo Nacional envió al Congreso de la Nación el proyecto de Ley de Presupuesto General de Gastos y Cálculo de Recursos de la Administración Nacional para el ejercicio 2015. En el mismo, de acuerdo a los criterios establecidos para la programación plurianual, se plantean escenarios que alcanzan al trienio 2015-2017.
Con dicho acto culmina la etapa de formulación del Presupuesto, que se da al seno del Poder Ejecutivo, y comienza la discusión legislativa, que tendrá su conclusión con la aprobación del mismo por las dos cámaras del Congreso.
Sin embargo, en la etapa de su ejecución actúan factores endógenos, como acciones de control fiscal y mejoramiento en los procesos informáticos y exógenos, tales los vinculados al nivel de actividad, inflación, comercio exterior y evolución de sectores específicos; que inciden en el presupuesto y llevan a realizar modificaciones durante el año.
2. Marco fiscal
2.1 Supuestos macroeconómicos
La estimación planteada para el cierre de 2014 es de un 0,5% de crecimiento del PIB, a partir de una expansión moderada de las exportaciones en el segundo semestre que permita revertir al menos en parte la caída del comercio exterior y que repercuta favorablemente sobre la demanda agregada. Se esperan variaciones levemente positivas del consumo (+0,4% interanual) y de la inversión (+0,8% ia.), y una caída del 1,9% tanto para las importaciones como para las exportaciones. No obstante, se prevé que en el próximo año el crecimiento del PIB sea de un 2,8%, apoyado en una recuperación del consumo y de la inversión, que crecerían un 2,9% ia. Para los años subsiguientes se calcula un crecimiento del producto a tasas levemente superiores a la estimada para 2015, que alcanzarían el 2,9% para 2016 y el 3,2% para 2017.
La previsión de inflación para el próximo ejercicio es de un 15,6%, de acuerdo al índice de precios nacional urbano (IPCNu), recientemente implementado por el INDEC. Si bien este valor es el más alto de los previstos en las leyes de presupuesto de los últimos años, el mismo se encuentra por debajo de la variación de precios acumulada en los primeros siete meses de 2014, que llega al 16,7%. A futuro, se prevé continuar con una desaceleración paulatina, hasta llegar a tasas de un dígito en 2017.
De acuerdo a lo expresado en el mensaje de elevación del presupuesto, se anticipa una administración prudencial de la política cambiaria que, junto con las políticas de ingresos, permita desacelerar la dinámica nominal de la economía. En ese sentido, el tipo de cambio, que se había previsto que estuviera en $6,33 por dólar en promedio para 2014, llegaría a $9,45 para el año que viene, con un crecimiento del 15,1%, levemente por debajo de la variación de precios. Este comportamiento se mantendría en 2016 y 2017, con niveles de variación que acompañen la inflación, manteniendo así el tipo de cambio real en los niveles actuales. El superávit comercial, que para este año se calcula en $7.594 millones si se cumple la recuperación de las exportaciones ya mencionada, se ubicaría entre los $9.000 y los $10.000 millones para los próximos tres ejercicios.
2.2 Resultado Financiero
Por primera vez en los últimos años, el presupuesto 2015 prevé un resultado financiero deficitario que ascendería a $49.624 millones, equivalentes a un 1,0% del PIB. Cabe destacar que para el corriente ejercicio el gobierno había estimado un superávit fiscal de $ 830 millones, y por sucesivas modificaciones el mismo se transformó en un déficit superior a los $166.000 millones (4,0% del PIB), tomando en consideración el cálculo de ingresos y de gastos presentado por el Poder Ejecutivo en el Mensaje. Dado que los intereses de la deuda pública alcanzarían los $96.217 millones para el próximo año, el saldo primario se estima superavitario en $46.594 millones (0,94% del PIB).
No obstante, estos valores implican una tasa de expansión de los gastos del 13,2%, menos de la mitad del incremento estimado para los recursos, que llegaría al 28,0%. Por ello, se considera que el resultado previsto, que implicaría una reducción del déficit de un 70,2% de un año a otro.
Si se excluyera de lo presupuestado en 2014 la operatoria de adquisición de YPF, que incrementó el gasto en $46.562 millones, el déficit fiscal se reduciría en un 58,6% de un año a otro (2015 con respecto al 2014).
Corresponde aquí una aclaración. En el gasto total presupuestado para 2014 se encuentran $40.003 millones en la partida de inversión financiera que corresponden al monto destinado a la recuperación del control de YPF S.A., tras el acuerdo firmado con la empresa REPSOL S.A. Por la magnitud de esa partida, que se da por única vez y que distorsiona las comparaciones interanuales, se detalla a continuación un esquema ahorro-inversión-financiamiento que tiene en cuenta esa situación.

Administración Nacional
Cuenta Ahorro-Inversión-Financiamiento
(en millones de pesos)
Concepto
2014
2015
Variación $
Variación %
I.- Ingresos Corrientes
II.-Gastos Corrientes
III.-Resultado Económico (I-II)
IV.-Recursos de Capital
V.- Gastos de Capital
VI.-Ingresos Totales (I+IV)
VII.-Gastos Totales ( II+V)
937.251
919.367
17.884
1.199.658
1.089.381
110.227
262.408
170.014
92.323
28,0
18,5
516,6
1.603
185.876
938.854
1.105.243
2.348
162.249
1.202.006
1.251.630
745
-23.627
263.152
146.387
46,4
-12,7
28,0
13,2
Resultado Financiero (VI – VII)
-166.389
-49.623
116.765
-70,2
Gastos Corrientes sin YPF
Gastos de Capital sin YPF
Gastos Totales sin YPF
912.807
145.873
1.058.681
1.089.381
162.249
1.251.630
176.574
16.375
192.949
19,3
11,2
18,2
Resultados Financiero sin YPF
-119.827
-49.623
70.203
-58,6

2.3 Recursos
A los efectos de permitir una mejor comparación con el próximo ejercicio, en el Mensaje se presenta una actualización de los recursos a recaudar durante el año 2014. Con relación al nivel de los recursos presupuestados al cierre del pasado mes de agosto, se reconoce un incremento de $ 10.549 millones (1,1% adicional), pasando de un total vigente de $ 928.305 millones a otro de $ 938.854 millones. Dicho incremento se reparte en diferentes proporciones en los principales conceptos.
El total de los recursos corrientes y de capital calculados para el año 2015 es de $1.202.006 millones, lo que representa un incremento del 28,0% respecto del año 2014. De esta suba, el recurso que más crece en la Administración Nacional son los ingresos no tributarios (+32,6% ia.), que alcanzarían los $20.521 millones. Este ítem comprende los ingresos provenientes de fuentes no impositivas como son los ingresos por tasas, regalías, derechos, alquileres, multas, etc.
Los recursos tributarios calculados para el año 2015 totalizan $687.453 millones, observándose una cierta desaceleración para los principales impuestos nacionales. El impuesto a las Ganancias crece en 2015 un 28,8% contra el 41,1% en 2014; el IVA un 28,8% vs. el 31,4% del año 2014 y las Contribuciones a la Seguridad Social un 28,0% vs. el 28,9%.
La recaudación de los impuestos y contribuciones a la seguridad social de origen nacional estimada en el Proyecto analizado - que se distribuye entre la Administración Nacional, el Resto del Sector Público Nacional y las Provincias - supone un aumento de la presión tributaria de casi dos puntos porcentuales para 2015, al pasar del 28,06% al 30,02% del PIB.
Respecto de las Rentas de la Propiedad, el proyecto de ley contempla un incremento del 25,8% respecto del año 2014, totalizando $155.824 millones. Los conceptos más representativos corresponden a las transferencias al Tesoro Nacional de las utilidades del BCRA (63,7% del total) y las transferencias de las rentas generadas por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de ANSES (30,8% del total). Respecto del año 2014, las primeras crecen un 25,9% y las segundas un 24,9%.
2.4 Gastos
El total de gastos corrientes y de capital aprobado por el artículo 1° del proyecto de ley es de $1.251.630 millones, importe superior a los recursos corrientes y de capital estimados para 2015 de acuerdo con el artículo 2° en $49.624 millones.
En el mensaje del proyecto de ley se realizó una actualización del Presupuesto 2014, que se toma como base de comparación con el Proyecto 2015. Considerando el mismo, el gasto corriente y de capital para el próximo año resulta superior en un 13,2%, incrementándose los gastos corrientes en un 18,5 % y reduciéndose los de capital en un 12,7%.
El gasto primario asciende a $1.155.413 millones, presentando una variación con respecto a 2014 del 13,1%. En términos del PIB, el gasto corriente para 2015 es del 21,9% y se reduce un 0,23% respecto de las estimaciones para 2014.
Respecto de los gastos corrientes, las prestaciones de la seguridad social son el rubro que concentra la mayor proporción del gasto, ascendiendo al 40,8%. Asimismo, es el que presenta una mayor variación interanual (+29,0% ia.). Esta variación se explica por el efecto de la movilidad prestacional dispuesta por la Ley N° 26.417 de Movilidad de las Prestaciones del Régimen Previsional Público.
Las transferencias corrientes representan el 28,8% del total de gastos corrientes y de capital, pero el incremento porcentual respecto del presupuesto 2014 es del 9,0%. Los principales incrementos se producen por el aumento de las asignaciones familiares, por el efecto anualizado de los ajustes salariales otorgados en 2014 en el caso de transferencias a gobiernos provinciales (FONID y compensaciones salariales) y por las transferencias a instituciones de enseñanza provinciales para gestión curricular y pedagógica.
Las asignaciones familiares ascienden a $53.349 millones. El aumento respecto de 2014 es de $9.062 millones, lo que representa una variación porcentual del 20,5%. Desagregando los componentes que conforman las citadas asignaciones, el mayor incremento se verifica en la Asignación Universal por Hijo (+29,3% ia.), que incluye la Asignación por Embarazo.
La baja tasa de crecimiento de las transferencias corrientes surge de aquellas destinadas a las empresas privadas, que es donde se concentra una parte significativa de los subsidios económicos (Vg. CAMMESA). Para 2015, la previsión de $106.946 millones es apenas un 0,4% superior a los $106.568 millones de 2014. En el mensaje no hay ninguna alusión al tratamiento que tendrán estas transferencias durante 2015. Sin embargo, lo mismo ocurrió en el tratamiento del presupuesto 2014, cuando el monto asignado a esta partida era prácticamente el mismo que el año anterior, y luego se fue ajustando a lo largo del ejercicio a través de modificaciones presupuestarias.
Las remuneraciones representan un 11,0% del gasto total de la Administración Nacional y registran un aumento del 18,3%. El nivel total por este concepto proyectado para 2015 se destinará a cubrir los niveles salariales vigentes, así como el efecto anualizado de los aumentos otorgados en 2014, sin que se contemple una pauta de incremento salarial para 2015. Para el próximo ejercicio se prevé financiar un total de 389.396 cargos.
Los gastos de capital para 2015 representan el 3,3% del PIB y se reducen un 12,7% respecto de 2014 (1,2 p.p.) menos en términos del PIB). Este comportamiento se explica en parte porque en 2014 está previsto el gasto en inversión financiera referido a la operatoria de adquisición de YPF, en virtud del Convenio de Solución Amigable y Avenimiento de Expropiación con REPSOL. Excluyendo tal operatoria, el gasto de capital en 2015 presenta un crecimiento de 11,2 % respecto de 2014 (que de todas maneras implica una reducción de 0,25 p.p. del PIB).
La inversión real directa se incrementa en un 21,2%, representando un 0,81 % del PIB. La misma corresponde mayormente a proyectos de inversión (68,3%) de los cuales el 80,1% corresponde al Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios. En la adquisición de bienes de uso (31,7% restante) se destacan la adquisición de netbooks para el Programa Conectar Igualdad, y las construcciones y equipamiento ferroviario (21,9% y 13,6% respectivamente del total).
Las transferencias de capital presentan un crecimiento interanual del 7,7%, y para 2015 ascienden a $ 108.566 millones. Las que corresponden al sector público tienen la mayor participación en el gasto (91,8%) y corresponden a empresas públicas (AR-SAT, AySA, obras de infraestructura energética a cargo de Nucleoléctrica Argentina y ENARSA y de infraestructura ferroviaria a cargo de ADIF). Por otra parte, adquieren particular relevancia las transferencias a gobiernos provinciales y municipales para áreas de vivienda, educación, transporte, agua potable, energía y combustibles (58,3% del total de las transferencias de capital).
Las transferencias de capital al sector privado ascienden a $ 8.445 millones (7,8 % del total) con una reducción del 8,0% con relación a las previstas en 2014, y estarían destinadas a inversiones en redes eléctricas de alta tensión. No surgen del proyecto las causas de tal disminución.
Asignación del gasto público prioritario y por finalidad y función 
El Mensaje destaca que las prioridades del gasto público son la seguridad social, educación, ciencia y tecnología, infraestructura económica y social, salud, promoción y asistencia social y seguridad interior y sistema penal.
De acuerdo con el Proyecto de Ley, la variación de los componentes mencionados es la siguiente:
En millones de pesos

Concepto
2014
2015
Variación $
Seguridad Social
Educación
Ciencias y Técnica
Infraestructura Económica y Social
Salud
Promoción y Asistencia Social
Seguridad Interior
Sistema Penal
400.618,4
68.938,4
15.366,7
129.056,1
37.937,2
16.689,4
32.291,1
4.285,4
512.689,4
89.591,2
18.534,6
143.540,2
41.158,5
18.525,5
36.601,0
7.701,8
28,0
29,9
20,6
11,2
8,5
11,0
13,3
9,7
TOTAL GASTO PRIORITARIO
705.182,7
865.342,2
22,7
TOTAL GASTO
1.105.242,8
1.251.630,2
13,2
GASTO PRIORITARIO / GASTO TOTAL
63,8
69,1

Como se desprende del cuadro anterior, del total del gasto de la Administración Nacional, el 69,1% se destina a este tipo de gastos.
Gastos por Finalidad y Función
En millones de pesos
Concepto
2014
2015
Variación $
ADMINISTRACION GUBERNAMENTAL
61.871,2
77.564,0
25,4
Legislativa
Judicial
Dirección Superior Ejecutiva
Relaciones Exteriores
Relaciones Interiores
Administración Fiscal
Control de la Gestión Pública
Información y Estadística Básica
5.619,4
16.283,3
7.291,1
6.194,9
22.037,8
3.028,5
853,6
562,6
6.202,8
19.092,0
8.217,5
8.421,4
30.594,6
3.223,5
1.114,2
698,0
10,4
17,2
12,7
35,9
38,8
6,4
30,5
24,1
SERVICIO DE DEFENSA y SEGURIDAD
60.865,2
68.979,9
13,3
Defensa
Seguridad Interior
Sistema Penal
Inteligencia
22.066,1
32.291,1
4.285,4
2.222,6
25.266,6
36.601,0
4.701,8
2.410.5
14,5
13,3
9,7
8,5
SERVICIOS SOCIALES
585.937,3
734.155,0
25,3
Salud
Promoción y Asistencia Social
Seguridad Social
Educación y Cultura
Ciencia y Técnica
Trabajo
Vivienda y Urbanismo
Agua Potable y Alcantarillado
37.937,2
16.689,3
400.618,4
71.971,9
15.366,7
4.634,2
23457,5
15.262,1
41.158,5
18.525,5
512.689,4
93.049,0
18.534,6
6.012,2
28.684,1
15.501,7
8,5
11,0
28,0
29,3
20,6
29,7
22,3
1,6
SERVICIOS ECONOMICOS
312.645,3
274.499,1
-12,2
Energía, Combustible y Minería
Comunicaciones
Transporte
Ecología y Medio Ambiente
Agricultura
Industria
Comercio, Turismo y Otros Servicios
Seguros y Finanzas
213.279,0
8.299,0
73.971,7
2.723,6
5.977,9
5.364,9
2.651,4
376,9
167.580,6
9.396.,4
77.786,9
3.501,9
6.914,8
5.756,6
3.110,7
451,2
-21,4
13,2
5,2
28,6
15,7
7,3
17,3
19,7
DEDUDA PUBLICA
83.923,8
96.432.2
14,9
Servicio de la Deuda Pública
83.923,8
96.432,2
14,9
TOTAL
1.105.242,8
1.251.630,2
13,2
Se destacan algunas metas físicas y asignaciones dentro de las incluidas como gasto público prioritario en el Mensaje:
ü     En la función seguridad social se prevé un total de 20.027.594 beneficios, presentándose un incremento del 1,4% respecto de los correspondientes a 2014. El incremento en el presupuesto para la atención de estas erogaciones en 2015 es del 28,0% interanual.

En el Mensaje se señala que se prevé la movilidad de los beneficios en los meses de marzo y septiembre, sin aclarar cuál es la previsión de incremento.
ü     La Asignación Universal por Hijo tiene un leve incremento, previéndose 3.377.654 beneficios. El mayor incremento porcentual en la cantidad de beneficios se observa en la Asignación Universal por Embarazo, que alcanzaría el 12,5%.
ü     En las asignaciones de la función educación y cultura se presenta un crecimiento del 29,3%. Se destacan las asistencias al sistema educativo en todos los niveles, el programa Conectar Igualdad, el Prog.R.Es.Ar, la formación de las fuerzas de defensa y seguridad y el desarrollo de infraestructura, entre otros.
En las acciones compensatorias en educación se observa un importante incremento en la Provisión de libros y colecciones literarias del 48,3%, proveyéndose 14.600.000 durante 2015.
Por su parte, en las acciones de formación docente se presenta un aumento sustancial en la cantidad de docentes capacitados, que de 146.500 en 2014 se incrementan a 346.500 en 2015.
ü     En la función salud las asignaciones se incrementan un 8,5 %.
En el programa de seguros públicos de salud SUMAR (ex plan NACER), que transfiere recursos a provincias para atención ambulatoria y otras prácticas, se incrementan los beneficiarios en un 17%.
El programa Remediar, que provee medicamentos que se utilizan en forma frecuente en tratamientos ambulatorios y enfermedades crónicas, presenta un leve aumento en la cantidad de botiquines distribuidos, que pasan de 168.022 en 2014 a 177.100 en 2015. En el caso de los tratamientos distribuidos, crecen un 12%, alcanzando 45.337.600.
ü     La función promoción y asistencia social se incrementa un 11 % en el año 2015.
El programa de ingreso social con trabajo Argentina Trabaja incrementa la cantidad de incentivos liquidados a 5.500.000 en 2015, lo que representa un 80,2 % más que en 2014. En 2015 los miembros percibirán, además de una suma fija mensual, incentivos por productividad y concurrencia diaria.
En materia de seguridad alimentaria, la asistencia alimentaria para hogares indigentes se incrementa en un 12%, en tanto que la cantidad de módulos alimentarios remitidos alcanza 1.800.000, 25% más que los de 2014.
2.5 Financiamiento y Deuda Pública de la Administración Nacional
Como ya se ha expuesto, la previsión del resultado financiero para el ejercicio 2015 apunta a un déficit de $49.624 millones que deberá ser financiado. Sin embargo, si se quiere calcular el total de las necesidades de financiamiento de la Administración Nacional, a ese valor se le deben sumar las amortizaciones de deuda (devolución de Adelantos Transitorios del BCRA, vencimiento de títulos, cancelación de préstamos, etc.) y las restantes operaciones financieras que impliquen aplicación de fondos. A la suma de estos conceptos, que engloban todo el financiamiento que deberá conseguir el Estado en el año, se le llama Necesidad Bruta de Financiamiento. Para 2015, se prevé que la misma alcance los $687.146 millones, lo que equivale al 13,8% del PIB.
Dentro del conjunto de las amortizaciones ($506.889 millones), se destacan la cancelación de Adelantos Transitorios del BCRA ($210.447 millones), las obligaciones intra Sector Público ($89.706 millones) y los vencimientos con los Organismos Multilaterales y por títulos públicos (muchos de ellos en poder de organismos públicos) que ascienden a $ 85.881 millones. En cuanto a la inversión financiera ($130.6334 millones) cobran relevancia las operaciones de la ANSES ($ 59.479 millones).
Si bien la necesidad de financiamiento representa una magnitud muy significativa, en particular si no se recurre al mercado internacional de capitales, una porción no menor de estas obligaciones están vinculadas a organismos públicos, en particular al BCRA, por lo que se prevé refinanciar la totalidad de los Adelantos Transitorios adeudados con esta institución, e incluso permitir un financiamiento neto durante 2015 del orden de los $ 62.000 millones. En el siguiente cuadro, cuya fuente es la información del Mensaje, se expresan las fuentes financieras que se requieren para cancelar las obligaciones financieras existentes.

Millones $
% del PBI
RESULTADO FINANCIERO
( 49.623,80)
(1,0)
FUENTES FINANCIERAS
1.- Endeudamiento Público e Incremento de Otros Pasivos
Adelantos transitorios del CCRA
Títulos a Largo Plazo
FONDEA y FONDOI
Operaciones Intra Sector Público
Préstamo Banco de la Nación Argentina
Desembolsos de Organismos Internacionales
Otros
2.-Disminución de la Inversión Financiera

687.146,4
13,8
673.649,80
272.452,0
152.016,4
141.760,0
53.433,0
19.910,0
30.139,9
3.938,5
13.496,6
13,6
5,5
3,1
2,9
1,1
0,4
0,6
0,1
0,3
APLICACIONES FINANCIERAS
3.-Amortización de Deudas
Cancelación Adelantos Transitorios BCRA
Letras Intra Sector Público
Títulos Públicos
Préstamo Banco Nación Argentina
Organismos Multilaterales
Programa Federal Desendeud. Provincial Dto. Nº 660/2010
Instituto de Seguridad Social – Amortizac, de Deudas en Efvo
Reestructuraciones Varias ( Club de Paris)
Otros
4.-Inversiones Financieras
Adquisición de Títulos y Valores (ANSES)
Incremento de Inversiones Financieras Temporarias (ANSES)
Adelanto a Proveedores y Contratistas
Fondo de Aportes del Tesoro Nacional
Programa de Sustentabilidad de las Finanzas Provinciales
Fondo Argentino de Hidrocarburos
Otros
637.522,6
12,8
506.888,7
210.447,0
89.706,0
69.341,0
19.910,0
16.540,0
15.210,8
11.742,0
4.729,9
69.262,0
130.633,9
52.896,3
6.582,6
27.961,3
11.212,3
9.365,3
8.500,0
14.116,1
10,2
4,2
1,8
1,4
0,4
0,3
0,3
0,2
0,1
1,4
2,6
1,1
0,1
0,6
0,2
0,2
0,2
0,3
En los últimos años el Tesoro Nacional se ha financiado casi exclusivamente intra Sector Público Nacional, lo que ha llevado a que al 31 de diciembre 2013 un 59,8% de la deuda esté en manos de agencias del Estado Nacional (incluye títulos públicos, pagarés, préstamos y anticipos otorgados o en cartera de organismos del Sector Público Nacional). Esta circunstancia (el acreedor es el mismo Estado) facilita la renovación o reestructuración de la deuda ante cada vencimiento, otorgándoseles un nuevo instrumento (título, pagaré, etc.).
Dentro de esta política de financiamiento, por el programa de desendeudamiento con los organismos multilaterales de crédito, se destaca el incremento del importe destinado a integrar el Fondo de Desendeudamiento Argentino (FDA) que pasa de los u$s 9.855 millones previstos para el año 2014, a u$s 11.889 millones destinados a pagar los servicios de la deuda que está en manos del sector privado. El FDA se integra con las reservas internacionales del Banco Central, que le presta al Tesoro Nacional en condiciones financieras ventajosas: letra a 10 años de plazo, amortización íntegra al vencimiento, interés (semestral) igual al que devengan las reservas internacionales del BCRA. De todas formas, de concretarse esta medida tendrá un fuerte impacto en la cantidad total de reservas del BCRA.
Respecto de las autorizaciones para la realización de operaciones de crédito público, en el Artículo 37 se indican las operaciones autorizadas para la Administración Central y para la Comisión Nacional de Actividades Especiales, con sus correspondientes montos, especificaciones y destino del financiamiento, totalizando $435.630 millones. Asimismo, por el Artículo 41 se autoriza al Poder Ejecutivo a realizar operaciones de crédito público adicionales a las del artículo 37 hasta un monto máximo de u$s 50.332 millones, informando su utilización al Honorable Congreso de la Nación.
Al igual que en el ejercicio 2014, el Proyecto de Ley de Presupuesto 2015, en su Artículo 43, contempla la autorización para realizar “Operaciones de Crédito Público Plurianuales" por u$s 10.127 millones para el año 2016, por u$s 10.231 millones para el año 2017 y por $ 16.861 millones para el resto de los años. Dichas operaciones tienen como destino el financiamiento de proyectos de inversión. Algunos de los proyectos previstos coinciden con los que se autorizan en el Artículo 41 del Proyecto de Ley.
Cabe además hacer referencia a la previsión para la atención de la reestructuración de la deuda con el Club de París, en el marco del acuerdo alcanzado para su normalización.
2.6 Relación Nación-Provincias
En los últimos años, la relación fiscal entre el gobierno nacional y los gobiernos provinciales giró en torno a dos elementos claves: el Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal y el Programa Federal de Desendeudamiento. Para el próximo ejercicio, no habrá novedades en estos dos aspectos.
En lo que hace al Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal, se prorrogan para el ejercicio 2015, y tal como se viene haciendo en los últimos años, las disposiciones contenidas en los artículos 1º y 2º de la Ley Nº 26.530. Por el primero, se excluyen de los artículos 10 y 19 del Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal –que fijan un tope a la tasa nominal de incremento del gasto público primario y establecen la obligatoriedad de ejecutar los presupuestos preservando el equilibrio financiero- a aquellos gastos que se destinen a promover la actividad económica, a sostener el nivel de empleo y dar cobertura a la emergencia sanitaria y a la asistencia social. Con relación al artículo 2º, se dejan sin efecto las limitaciones contenidas en el artículo 12 y en el primer párrafo del artículo 21 de la Ley 25.917, que prohibían la utilización del endeudamiento externo para financiar gastos corrientes y establecían que los servicios de la deuda de las provincias y la C.A.B.A. no podrán superar el 15% de los recursos corrientes netos de transferencias por coparticipación a municipios.
Asimismo, se levanta la restricción para aprobar modificaciones presupuestarias que implicaran incrementos en los gastos corrientes en detrimento de los gastos de capital o de las aplicaciones financieras y aquella que determinaba que no se podían incluir en los presupuestos como aplicación financiera (amortización de deuda) gastos corrientes y de capital que no se hubieran devengado presupuestariamente en ejercicios anteriores. Finalmente, se elimina también lo dispuesto en los artículos 2º y 3º de la Ley Nº 25.152, de Administración de los Recursos Públicos, que buscaban asegurar el equilibrio fiscal del Sector Público Consolidado.
En cuanto al Programa de Financiamiento Ordenado, que reestructuró por 20 años las deudas de las provincias, eliminó el ajuste por CER de dichas deudas y fijó la tasa de interés en el 6% anual, se mantendrá la incertidumbre proveniente de la falta de prórroga del período de gracia fijado para el pago de esas obligaciones con la Nación. Originalmente establecido en dos años (2010 y 2011), luego se expandió hasta el 31 de diciembre de 2013, pero ya para el actual ejercicio se fue prorrogando trimestralmente por Resolución del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas. Ni en el mensaje ni en e articulado del proyecto de Ley se hace referencia a la política a adoptar a futuro, por lo que se estima que se mantendrá el criterio de renovación trimestral.
De acuerdo a las proyecciones del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, se calcula que durante 2015 el conjunto de jurisdicciones provinciales tendrá un resultado financiero deficitario equivalente al 0,08% del PIB. En caso de no prorrogarse el período de gracia, los servicios de la deuda a abonar durante el año estarán en el orden del 0,18% del PIB, lo que marca la importancia de esta medida para la mayoría de las provincias, y las dificultades que surgen a la hora de proyectar la gestión cotidiana sin tener una certeza al respecto.
3. Consideraciones finales
Una vez más, el Proyecto de Ley de Presupuesto se ha presentado al Congreso en tiempo y forma. Este hecho no deja de ser destacable en nuestro país, ya que por más que sea lo habitual en los últimos años, durante mucho tiempo no se cumplió, generando múltiples dificultades a la gestión del Estado.
En ese sentido, el Presupuesto cumple con su rol de ser un instrumento de administración, y tal como está planteado permitirá que los diferentes organismos que conforman la Administración Nacional puedan organizar su gestión cotidiana.
El presupuesto presenta una estimación de recursos y gastos conservadora, acorde a la realidad económica interna y externa.
Mantiene la mayor proporción del gasto en las prestaciones de seguridad social y la que representa la mayor variación interanual, fundamentalmente por efecto de la movilidad en el régimen previsional (jubilaciones y pensiones).
También se observa un incremento del 11,2% en la inversión pública.
Sin bien, se considera que hay una subestimación de algunos gastos, tales como las remuneraciones, los subsidios económicos o las partidas destinadas a la inversión pública, que distorsionan el resultado final e impiden realizar un análisis efectivo de lo planteado en el presupuesto, la situación se resolverá, teniendo en cuenta el cambio de la situación económica interna y externa a partir del 2do semestre de este año.