Seguidores

sábado, 13 de septiembre de 2014

PODER ECONOMICO-FINANCIERO y DESIGUALDAD SOCIAL, PARA QUE NADA CAMBIE



Por Jorge O. Marolla
El Foro de Davos 2012, reunió a 2700 de los empresarios más ricos del planeta. Los recibió el fundador y director del Foro, Klaus Schwab, con una declaración que habría sonado inaudita cuando se inicio hacia principios de siglo:"El capitalismo en su forma actual, ya no encaja en el mundo. No hemos sabido aprender de las lecciones de la crisis de 2009.Urge una transformación global y debe comenzar con la aplicación de un nuevo sentido de responsabilidad social”.
En 2010, el presidente de uno de los mayores fondos de inversión, frente a la denuncia de Obama sobre el rol de algunos empresarios en la crisis, habló de una guerra del Presidente contra los empresarios, comparables a la invasión de Polonia por Hitler.
En nuestro país y hace apenas unos días, el presidente de la Unión Industrial Argentina, comparó al Gobierno de Cristina Kirchner con la Dictadura, ante el tratamiento legislativo de la Ley de Abastecimiento:(...)El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, afirmó hoy que "las grandes empresas siempre apoyan al poder, así creció (el ex dictador alemán Adolfo) Hitler", aunque remarcó que "este no es" su caso."Un gobierno que hace años tiene la mayoría en el Congreso, una tropa que vota todo, me hace acordar a la obediencia debida durante la dictadura. Si no sale es porque no hay voluntad política. Yo defiendo los intereses del sector que más da trabajo", afirmó Méndez. (Clarin.com-iEco- 3/09/2014 14.06h)
The Economist (28/1/2012) dijo:" Los ejecutivos de los fondos de inversión deben estar esperanzados en que se guarde sus opiniones para sí mismo porque mala publicidad es lo ultimo que el sector necesita".
Los hechos de irresponsabilidad empresarial son reiterados desde que se vislumbra un cambio en el sistema capitalista desde la crisis norteamericana en el 2009.
En este sentido, el Presidente del Fondo de Inversión Pinco, Mohamed El-Eiran, declaró a The New York Times (Kristoff, 27/10/11), simpatizante con el movimiento Ocupa Wall Street:"El sistema capitalista tiene que moverse hacia un capitalismo inclusivo, crear mas empleo y cortar las desigualdades excesivas (...) Ud., no puede tener una buena casa en un vecindario en rápido deterioro .La credibilidad y el funcionamiento equitativo del vecindario importa mucho. Sin eso, la integridad del sistema capitalista se debilitará cada vez mas".
El conocimiento científico-tecnológico en el mundo entero ha crecido muchísimo en los últimos años, avances en la industria; comunicaciones; electrónica; genética; robótica; entre otras, ha dado la posibilidad de dar una vida digna los 7.000 millones de habitantes del planeta.
Sin embargo, esto no se ha conseguido, hoy mas de 1.000 millones de personas padecen hambre, 900 millones no gozan de agua potable, 2.600 millones no poseen instalaciones sanitarias y 1.400 millones no se benefician con la energía eléctrica.
A principios de 2013, la OIT, denunció que existe en el mundo 197 millones de personas desempleadas y otro 39 millones se retiraron de la búsqueda ante la imposibilidad de conseguir trabajo. De este universo los más afectados son los jóvenes, con una tasa mundial del 12,6% y en algunos países de la Europa resplandeciente esos guarismos llegan al 50%.
Esta situación tiene sus fundamentos. El poder de los grandes grupos económicos ha crecido descaradamente. El fuerte proceso de concentración ha llevado a que 1.000 empresas poseen la mitad de todas las acciones de los mercados mundiales.
En este escenario, con el manejo de la tecnología de vanguardia, las decisiones de estas empresas son centrales para la población, incidiendo en las condiciones de vida de muchos sectores de la humanidad.
Todo esto necesita un replanteo urgente. Bernardo Kliksberg[1], afirma:
(...) el problema no es el Estado sino logra más eficiencia en cada Estado. A Latino América se le ha hecho muchísimo daño obligándola, desde la década desde los ochenta y en nombre del federalismo fracasado, a desmontar sus incipientes administraciones, que pese a sus defectos y corruptelas, eran un principio. Y, mientras, los países ricos hacían lo contrario engordaban sus estado y con ello también su prosperidad (...)"[2]
A contramarcha de la crisis económica desde el 2008, con centro en los EEUU y Europa, América Latina tiene resultados en dirección opuesta.
Es un Continente en cambio profundo. Una sociedad civil en creciente articulación, con nuevos grupos de jóvenes; mujeres; pueblos indígenas; y otros, vienen reclamando mayores derechos, exigiéndoles a los lideres políticos las reformas económicas y sociales que mejoren sus vidas.
Mientras en Europa, amplios sectores de clase media están perdiendo esa condición para convertirse en nuevos pobres. En América Latina, según informe del Banco Mundial del 2012, la clase media latinoamericana pasó de 103 millones de personas en el 2003 a 152 millones en el 2009, un aumento del 50%, siendo ahora el 30% de la región.
De acuerdo a dicho informe los mejores resultados se obtuvieron en Argentina, Uruguay y Brasil. Indicando que en la Argentina, durante ese período, la clase media pasó de 9,3 a 18,6 millones de personas.
Sin embargo, el esfuerzo y los avances que se vienen realizando en el continente Sudamericano y puntualmente en la República Argentina, por mejorar la distribución de la riqueza y achicar los altos niveles de desigualdad, son constantemente atacados por los grupos concentrados de la economía y financieros, internos y externos al continente.
La Argentina, entrando  ya en un período pre campaña electoral, lo viene padeciendo en los últimos tiempos.
Desde el exterior, ante el chantaje de los acreedores que no ingresaron en el canje de deuda (holdoust =fondos buitrres) mediante el fallo "Griesa", Juez de un distrito de New York, que resolvió el pago del 100% de su valor nominal, mas intereses, de los bonos en tenencia de estos fondos de inversión, comprados a precio vil en el 2008 y que representan parte del 7% que no ingresaron al canje. El cumplimiento de este fallo, implicaría un enorme perjuicio financiero al país, por el reclamo que harían los bonistas que aceptaron la reestructuración, exigiendo las mismas condiciones de pago que el Estado Argentino les hiciera a estos fondos.
Pero el fondo de la cuestión no esta solo en eso, sino en marcarle la "cancha" al resto de los Estados que están en condiciones a corto plazo de solicitar su reestructuración de deuda soberana. Muchos de estos países corresponden al continente europeo, como es el caso de Grecia, Portugal y España. Intentar el fracaso de la negociación hecha por la Argentina en el 2005 y 2010 sobre su deuda soberana, con una aceptación del 97% de acreedores, es fundamental para que los centros financieros del mundo y organismos multilaterales de crédito sigan oprimiendo a los pueblos a través de su mayor endeudamiento.
Lo logrado por la República Argentina en políticas de desendeudamiento y ordenamiento de sus compromisos externos, no solo mejora a futuro su presupuesto fiscal y no condiciona la gestión de los gobiernos que le seguirán a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, sino que estas políticas representan menos ganancia, por comisiones a las entidades fiduciarias y colocadoras de deuda e intereses que obtienen el poder financiero. Es decir pierden un negocio que le ha dejado miles de millones de dólares de ganancia durante todo este tiempo, que sus efectos fueran que el 1% de las familias mas poderosas acapara el 46% de la riquezas del mundo entero.
Desde adentro, los grupos mediáticos concentrados; el poder económico ligado a los sectores agroexportadoras y a la Sociedad Rural Argentina; grupos financieros y grandes empresas, arremeten con un tono beligerante las políticas del gobierno.
Últimamente, sectores de la industria y bancarios han rechazado fuertemente a las políticas anticíclicas gubernamentales, creadas a los fines de intentar aumentar: la producción en la industria automotriz, mediante el plan Pro.Cre.Auto en virtud de la disminución de exportaciones a Brasil, principal cliente de este sector; o el otorgamiento de créditos a tasa de interés subsidiada a empresas pequeñas y medianas (PyMES) por las entidades bancarias. En ambos casos las empresas y bancos han restringido la oferta de esos bienes, obstaculizando el consumo de los mismos.
El gobierno argentino viene implementando, desde inicio de la crisis mundial de 2008, programas que incrementen el consumo interno para sostener los puestos de trabajo y la rentabilidad de las empresas.
A pesar de las opiniones de esos sectores, que tienen como finalidad desalentar a los ciudadanos, queriendo crear escenarios de incertidumbre, y para que solo se beneficien las minorías de siempre; hay una realidad que es insoslayable, no hubo, ni hay crisis. La Argentina, a pesar de los inconvenientes económicos que surgen por los efectos externos, sigue recuperándose.
No obstante a los pronósticos tremendistas, el empresariado siguió ganado dinero. Los mayores ingresos, producto de estas políticas redistributivas, no se han reflejado en mayores inversiones para mayor producción y abastecer la demanda agregada, sino que aumentaron los precios ante el mayor consumo, reflejando esta vieja enfermedad de la transferencia de ingresos para quedarse siempre con la porción mas grande de los recursos en desmedro de los de sectores medios y bajos de la sociedad, principalmente la clase trabajadora.
En uno nota publicada por Sebastian Premici, en el Diario Pagina 12 del 6 de septiembre pasado, refleja acertadamente esta situación. Las empresas[3] que pertenecen al rubro alimenticio ya ganaron el 22%, en el primer semestre de este año, mas que toda su rentabilidad del año pasado; la de los fabricantes de bienes industriales es del 90% mas y los bancos llegan al 57% de incremento en el período con respecto a todo el 2013; el consumo masivo (shopings) un 82% (Alto Palermo). El único sector que tuvo retracción con respecto al año pasado es el de la construcción. Sin embargo empresas como Ferrum, IRSA, Socotherm Américas, entre otras, tuvieron en promedio un incremento del 34%; aunque Ferrum, el incremento de su rentabilidad en el semestre superó al 72% de lo que ganó durante el año anterior.
La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner dijo días pasados “Cuando uno mira los números de crecimiento del salario, también sería bueno comenzar a mirar rentabilidades y veríamos que son muy importantes”
Concluyendo, el poder de las grandes empresas en la economía ha aumentado aceleradamente. Hay un fuerte proceso de concentración que ha llevado a que un grupo reducido de ellas tengan enorme influencia sobre el funcionamiento de los mercados y economía, produciendo un enorme proceso desigual en la distribución de la riqueza. Se necesitan cambios profundos, hay un clamor por más ética en el mundo entero que crece a diario.
Se debe logra que las sociedades gobiernen a los mercados y no que los mercados gobiernen a las sociedades.




[1] (1) Lic. en Administración y Contador Público, Lic. en Sociología, Doctor en Administración, Doctor en Cs. Económicas, profesor, escritor, consultor y asesor argentino, sobre temas organizacionales y administrativos, sociales y económicos. Nacido en Buenos Aires, vive actualmente en Nueva York. Sus obras, trabajos, asesorías, e investigaciones, aplican un enfoque interdisciplinario integrando los aportes de diversas Ciencias Sociales. Considerado "referente mundial en temas de pobreza", "el Presidente tendrá la ayuda de Gurú en Responsabilidad Social", "Gurú mundial de la Responsabilidad Social Empresarial","Gurú en temas de pobreza", "Defensor incansable de la ética y la reducción de las desigualdades económicas y sociales", "fundador de una nueva disciplina, la Gerencia Social. Nadie sabe más que el sobre Responsabilidad Social Corporativa", con 5 títulos universitarios, Kliksberg es autor de 56 libros y centenares de trabajos
[2] Extracción del libro “ÉTICA PARA EMPRESARIOS” de Bernardo Kliksberg Ed. Ética y Economía
[3] Datos que surgen de los Estados Contables de las empresas presentadas en la Inspección General de Justicia

No hay comentarios:

Publicar un comentario