Seguidores

jueves, 7 de agosto de 2014

CUANTO NOS CUESTA LA METROPOLITANA




Su creación
El 28 de octubre de 2008 la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires promulgó la Ley Nº 2894 de Seguridad Pública, que crea la Policía Metropolitana, votada por la mayoría de los legisladores.
“(…) La presente Ley establece las bases jurídicas e institucionales fundamentales del sistema de seguridad pública (…)”; y fue reglamentada por el Decreto GCBA 210/2009, el que deja claro en su articulado cual es la propuesta de seguridad pública del Ejecutivo local, convertir a la PM en una fuerza de choque, en manifiesta contradicción con el concepto de “Policía de Proximidad”, que se pretendía de la fuerza con la creación de la ley. Posteriormente, se promulgaron las siguientes leyes: Ley Nº 2896 de creación del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (Policía Judicial); Ley Nº 2947, que crea el Estatuto de la Policía Metropolitana y Ley Nº 2895, que crea el Instituto de Seguridad Pública. 

De esta manera, se conformó la estructura central de la PM, estableciendo la creación y dependencia funcional, principios básicos de actuación, organización y requisitos de ingreso con los respectivos escalafones.
El núcleo duro de la PM son los jefes y oficiales que reclutó el “Fino” Palacios al principio, todos provenientes de la Policía Federal y con el modelo de la Federal en sus venas. Una fuerza que fue un Estado en sí mismo, que guardaba los antecedentes de toda la población, incluyendo los que nunca habían cometido un delito, en su tarea de emisión de los documentos y pasaportes de todos los ciudadanos.

Mauricio Macri respaldo esta forma de actuación policial. Además, permitió que los “Metropolitanos” cobren sueldos, que duplican lo que cobra un “Federal” y favoreció con una excepción a seguir cobrando el retiro de la fuerza a la que pertenecían, ya que por una norma dictada durante el Gobierno de Aníbal Ibarra – Jorge Telerman, impedía que un funcionario porteño que cobra un sueldo pueda, a su vez, cobrar un retiro. 

La fuerza
Oficialmente, no se sabe exactamente cual es la cantidad real de efectivos con la que cuenta la fuerza actualmente. La PM dice contar en sus filas con 3000 efectivos, de los cuales unos 2000 provienen de la Policía Federal.
De acuerdo a información que surge del Ministerio de Seguridad, se desprende que un 6 % (186 efectivos) son o fueron militares, de estos el 76% (142) pertenecen a la Armada.

Por otra parte, el 72% de esos efectivos militares o ex militares, están ubicados en los rangos operativos de la policía, esto es oficial u oficial mayor; el Decreto Nº 2010/09, reglamentario de la Ley de creación (Ley Nº 2894), establece que esos efectivos deben ocupar los mandos medios, violando de esta manera la Ley y su propio decreto.

La Ley de Seguridad Pública de la ciudad prohíbe que miembros que pertenezcan a las Fuerzas Armadas puedan integrar la PM, porque esto habilitaría una impronta policial alejada de la idea original de la policía como “institución civil armada” para la prevención de delitos, y porque violaría las leyes nacionales que regulan la actividad militar y de seguridad interior al mismo tiempo. En este sentido, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, mediante la Resolución Nº 3700/09, denunció esa norma por constituir un exceso reglamentario que no respeta lo acordado por la Legislatura de la CABA y vulnera la normativa nacional.

La Policía Federal (PFA) tiene unos 14.000 efectivos en territorio de la CABA, mientras que la PM solo cuenta con 3.000 que funcionan en tres grupos de 8 horas cada uno. Esto quiere decir que la fuerza dispone de 1.000 policías por turno para cubrir solo tres de las quince comunas que tiene la ciudad.

Las comunas que patrulla la PM son: Comuna 4 (Parque Patricios, Barracas, Pompeya y La Boca), con una extensión de 21,6 km2 y 218.245 habitantes; Comuna 12 (Saavedra, Villa Urquiza, Coghlan y Villa Pueyrredón) con una superficie de 16,5 km2 y 200.116 habitantes y Comuna 15 (Chacarita, La Paternal, Villa Crespo, Villa Ortúzar, Parque Chas y Agronomía) de 14,3 Km2 y 163.923 habitantes.

Esta elección fue política y electoralista, ya que de acuerdo al último Informe de Conflictividad del Ministerio Público Fiscal, las Comunas 12 y 15 tienen un bajo índice de delitos y contravenciones.

Sin embargo y objetivamente, la presencia de “Metropolitanos” en la calle es escasa y lo único que se destaca es la presencia de la Infantería, para reprimir. Es una policía con escasa capacidad, no cubre las zonas calientes: el sur de la ciudad, los barrios de emergencia, los servicios en los hospitales, escuelas. La impresión es que para cubrir toda la Ciudad y los servicios harían falta unos 13.000 efectivos, cifra que ni por presupuesto ni por capacidad de formación la Metropolitana puede alcanzar.

El presupuesto
La PM entró en funciones el 5 de febrero de 2010. En un principio estaba previsto que iniciaría sus actividades en el mes de septiembre de 2009, con 40 policías.

Los tres programas que pertenecen al Plan de Seguridad y al Instituto Superior de Seguridad Pública son: Dirección General Administrativa y Legal de la Policía Metropolitana, Policía Metropolitana e Instituto Superior de Seguridad Pública.

Lo que llama la atención es lo ejecutado durante el 2009, cuando el servicio no había entrado en funciones. Durante ese año la Ciudad gastó en total  $ 91,5 millones, donde $ 73,9 millones corresponde a la Policía Metropolitana, siendo $ 53,2 millones en concepto de sueldos y $ 13,6 millones en equipamiento.

En el período 2009 al 2014, el presupuesto asignado al Plan de Seguridad Pública ha crecido considerablemente año tras año.

EVOLUCION DEL PRESUPUESTO DEL PLAN INTEGRAL DE SEGURIDAD
Millones de $

Programa
2009
2010
% Incr.
2011
% Incr.
2012
% Incr.
2013
% Incr.
2014
% Incr.
DG Administrativa y Legal de la PM
10,30
8,50

11,40

18,40

50,40

23,9

Instituto Superior de Seguridad Pública
7,30
78,00

64,70

67,60

88,80

91,1

Policía Metropolitana
73,90
239,70

442,60

878,50

1.156,80

1.773,2

Total Gasto PM
91,5
326,2
256,5
518,7
59,0
964,50
85,9
1.296,0
34,4
1.888,2
45,7
Presupuesto Total
16.900.-
21.100.-

28.600.-

35.720.-

40.698.-

59.501.-

Relación % del Gasto con el Presupuesto
0,50%
1,50%

1,80%

2,70%

3,20%

3,17


Del cuadro precedente se desprenden los siguientes datos significativos:

  • El presupuesto asignado desde el 2009 al 2014, creció 20,6 veces pasando de $ 91,5 millones a $ 1.888,20 millones.
  • La incidencia del gasto en relación al presupuesto total, también se fue incrementando año a año, asignándole más recursos, pasando del 0,5% en el 2009 al 3,17% en el 2014; manteniéndose constante en los últimos dos ejercicios.
  • Por su parte, del Presupuesto de Recursos y Gastos de la Ciudad de Buenos Aires para el ejercicio 2014, aprobado por la Ley Nº 4809, surge que la partida asignada  para la formación en seguridad (programa 62) incluido en el Instituto Superior de Seguridad Pública, es de $ 52,1 millones, con una meta de formación para 1993, cursantes, lo que equivale a un costo unitario por cursante de $ 26.141,50 anuales.
  • Calculando el gasto total per cápita de las comunas 4, 12 y 15, en la que tiene presencia la PM, 582.284 habitantes, de acuerdo al presupuesto 2014 representa un gasto/habitante  de $ 3.242,75 anuales, que se solventa tambien por los vecinos que no reciben ese servicio, aproximadamente unos 2.500.000 de vecinos.

Conclusión


La Policía Metropolitana (PM), nació con la clara decisión política de criminalizar la protesta. Desde su creación participó en la represión de varias manifestaciones populares: desalojó 21 puestos comerciales en la Estación Liniers; Parque Iberoamericano; Sala Alberdi del Centro Cultural San Martín; Parque Centenario; Hospital Neuropsiquiátrico A. Borda, desalojo de 17 obreros que resistían desde un año el cierre de una imprenta en quiebra, en el barrio de Nueva Pompeya, entre otros.

Todos estos conflictos tuvieron las mismas consecuencias, varios heridos y la mas grave, en el Parque Iberoamericano,tres muertos, por la que se encuentran imputados un jefe y 33 efectivos por reprimir  con postas de plomo.

También ,en el desalojo de la Sala Alberdi, médicos judiciales constataron que los proyectiles utilizados , eran de plomo, y se sospecha que se utilizaron en el Hospital Borda. 

Cabe acotar, que el uso de estos proyectiles, esta terminantemente prohibido para cualquier efectivo que participe en un operativo de desalojo, o que intervenga frente a una manifestación o concentración.

El perfil represivo de la PM es producto de una definición política del actual Jefe de Gobierno Porteño. Algunos efectivos ingresados a la fuerza fueron enviados a El Salvador para formarse en la International Law Enforcement Acaddemy (ILEA), considerada como la “Nueva Escuela de las Américas”.

En muchos casos  provienen de otras fuerzas, y es cuestionado el método de selección por falta de transparencia.

Pero lo que produjo una conmoción institucional de gran magnitud fue la acusación, que derivo en el procesamiento del Ing. Macri, de conformar una “asociación ilícita” dirigida por quien fuera designado en la cúpula de la Metropolitana Jorge “El Fino” Palacios.

Por decisión del actual gobierno porteño la PM se ha convertido en una fuerza de choque para garantizar el desarrollo de sus políticas públicas. 

Uno de los principios fundamentales que tuvo la política de seguridad nacional desde el 2003, fue la no criminalización de la protesta. Existió una decisión política con claras instrucciones para los policías federales de evitar que ciudadanos ejerciendo un derecho social fueran reprimidos.

A partir de la creación de la PM, se vislumbra un importante retroceso en este concepto. Existe en el gobierno porteño una firme decisión de reprimir la protesta social; el objetivo es transformar a la PM en una herramienta institucional funcional a la represión de cualquier diferencia o reclamo popular, que se interponga con las políticas y las instituciones estatales. El perfil de esta fuerza policial, más allá de su diseño organizacional, es producto de una decisión política que tiene que ser revisada a corto plazo.

Se ha caracterizado, que a lo largo del 2013 ha producido al menos un herido cada 36 horas; tiene poca presencia en el territorio de la Ciudad, salvo en las Comunas indicadas; esta lejos de la finalidad para la cual fue creada, una Policía Comunitaria; la alarmante inacción en los momentos que le fueron requeridos, para cuidar la seguridad de los ciudadanos. 

Por otra parte, la incidencia en el Presupuesto de Gasto de la Ciudad ($ 1.888,2 millones) es muy importante; donde co_existen dos fuerzas policiales sin una clara  división de funciones, situación que debe ser revisada por el próximo gobierno porteño. Tomando la firme decisión de solicitar al Gobierno Nacional la transferencia de la PFA o instrumentar los mecanismos y recursos necesarios para la plena presencia de la PM en toda la Ciudad de Buenos Aires.

Para finalizar cabe mencionar el Art. 10 de la Ley 2894: “El/la Jefe/a de Gobierno, en su carácter de titular del poder Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires y jefe/a de la administración, es responsable de la coordinación político-institucional superior del sistema de seguridad pública de la Ciudad de Buenos Aires.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario