Datos personales

Mi foto
Buenos Aires, Argentina
Contador Público, Egresado de la Universidad John F. Kennedy.- Master en Auditoria Gubernamental, Universidad Nacional de San Martin.- Post Grado en la Especialización en Administración Financiera del Sector Pùblico, Facultad de Ciencias Economicas - UBA-.

viernes, 4 de junio de 2010

CONTROL DE LA GESTIÓN PÚBLICA

GESTIÓN PUBLICA COMPARADA “BENCHMARKING”
La realidad política,social y económica del estado actual y su complejidad,exigen algo más que el control de legalidad y contable.Razones políticas de interés general exigen que se controle además la eficacia en el logro de los objetivos.En una palabra,si el Estado cumplió o no debidamente con sus fines y si,en función de ello, manejó correctamente los fondos que pertenecen a la comunidad,verificándose con ello el cumplimiento de los objetivos fijados y la eficiencia o ineficacia con que se lograron.
La administración eficiente y efectiva de las finanzas es fundamental para un gobierno.Los objetivos de la auditoria deben incluir la contribución del uso eficiente y efectivo de los fondos públicos mediante su control;el desarrollo de prácticas de administración firmes;la ejecución ordenada de las actividades administrativas y la comunicación de información a las autoridades oficiales y al público mediante una generación de informes objetiva y oportuna,apuntando a la necesidad de un nuevo enfoque de las tareas de control.
En este marco las auditorias de gestión es una de las tareas que debe realizarse, emitiendo su opinión y dando recomendaciones sobre:
a) la forma y modo como se conduce la institución;
b) la eficacia, eficiencia y economía de sus logros;
c) el impacto y significado de su quehacer en el medio, la comunidad e instituciones a las que se vincula o debe vincularse.
A tales fines es necesario la aplicación de herramientas que nos permitan evaluar y opinar objetivamente sobre la evolución de la organización auditada,como es la utilización de los indicadores de gestión y la de indicadores de referencia con el fin de producir los cambios y mejoras en su administración.
Se que nos encontramos situados en una administración de la Ciudad de Buenos Aires que dista mucho de tener esas herramientas,y mucho menos las referentes,pero esto no quita que como auditores podamos construirlas a los fines dichos y con la obligación del organo de control de la CABA, de aportar con los informes, al mejoramiento de la administración de los fondos públicos.
Un sistema que entregue información regular sobre la calidad de la gestión posibilitará mayor eficiencia en la asignación de recursos físicos,humanos y financieros,proporcionará una base de seguridad y confianza en su desempeño al conjunto de los funcionarios implicados en su implementación,incrementará la autonomía y responsabilidad de los directivos,y ayudará a mejorar la coordinación con los demás niveles del aparato público.
Podemos determinar cinco objetivos con la elaboración de los indicadores de gestión:

I. Simplificación de las estructuras organizativas y revisión de funciones.
II. Mejora de los sistemas de gestión.
III. Adecuación de los objetivos a los recursos disponibles. Reducción de costos.
IV. Adecuación de los recursos humanos a las necesidades de los servicios.
V. Mejora del servicio al ciudadano.


La razón fundamental por la cual la evaluación del desempeño importa, es que hace posible la asignación de responsabilidades.Supervisar e informar sobre el desempeño de las actuaciones públicas es una de las formas en las que los gobiernos se presentan responsables ante sus ciudadanos.
La evaluación del desempeño es una tarea mucho más difícil y controvertida en el sector público que en el ámbito privado,debido,fundamentalmente,a que la evaluación del desempeño funciona mejor cuando existe claridad sobre qué se está midiendo y por qué. En el sector privado,el objetivo que persiguen los gestores privados es claro e indiscutible ya que persiguen maximizar los beneficios,en cambio en el sector público es una tarea diametralmente distinta, ya que las organizaciones del sector público existen por razones distintas a las de las privadas. Los gobiernos se rigen por el objetivo de mejorar las vidas de los ciudadanos en modos que no pueden ser fácilmente valorados en miles de pesos.
Al momento de planificar su o sus programas,el funcionario peca muchas veces en ser ambicioso en la elaboración de las metas haciéndolas de difícil cumplimento, debilitando otros programas bajo su responsabilidad.Esto trae aparejado muchas veces en una subejecución presupuestaria y logrando una ineficacia en la ejecución de su presupuesto.
¿Por qué entonces utilizar indicadores de gestión?.Se ha demostrado que los indicadores de gestión son útiles para,en primer lugar,clarificar objetivo.El funcionario público necesita instrumentos cualitativos y cuantitativos para poder describir y poner en claro los objetivos en planes estratégicos.A su vez, de los indicadores se obtiene una información objetiva sobre el desempeño de las actividades que realiza la institución,con lo que también se consiguen datos sobre los resultados de las mismas. Los recursos públicos deben estar debidamente controlados y se debe mejorar su utilización,en términos de eficacia,eficiencia y economía.Finalmente,dada la estructura y características específicas de la función pública, los indicadores de gestión se demuestran como útiles para motivar al funcionario e incentivarlo según sus resultados alcanzados.
Evaluar la gestión de una institución pública exige el desarrollo de un conjunto de indicadores que comprenda las diferentes dimensiones de la misma,y cuya principal característica es el hecho de ser mesurables, estos atributos son: Economía, Eficacia, Eficiencia, Efectividad, Equidad, Excelencia, Entorno y Sostenibilidad.
En síntesis podemos definir a un indicador como: "una unidad de medida que permite el seguimiento y evaluación periódica de las variables claves de una organización, mediante su comparación en el tiempo con los correspondientes referentes externos e internos".
Aquí aparece otro elemento importante en la evaluación de una organización, que son los indicadores de gestión de referencia, conocidos como “BENCHMARKING”.Todo indicador necesita un referente para tener significado, y éste tiene que ser consecuente con el indicador.
Se trata,pues,de un proceso cuya finalidad es el establecimiento e identificación de las áreas de importancia para comparar su propia eficiencia con la de aquellas administraciones públicas que representan lo que puede denominarse la “excelencia", tomando modelos de referencia con el fin de producir cambios y mejoras en la organización.También busca,dentro de la organización, romper con los viejos paradigmas, con la eterna costumbre del “siempre se hizo así”.
Concluyendo considero que el proceso de la administración pública en la Ciudad de Buenos Aires presenta un déficit importante en este sentido,pero que la optimización en la aplicación de estas herramientas lleva un tiempo que deberá resolverse de a pasos,en primer lugar en la construcción de indicadores,luego que estos sean confiables y que cumplan los requisitos básicos en su elaboración para que posteriormente puedan realizarse las comparaciones con otras administraciones públicas con el fin de evaluar y mejorar las políticas públicas.
Esto lleva adicionalmente a la misión fundamental de la capacitación de los funcionarios y a su responsabilidad en su utilización con el objetivo de hacer público lo que se hace y como se hace con los recursos que obtiene de sus ciudadanos con la finalidad de mejorar la calidad de vida de ellos.
La responsabilidad de esta Auditoria será al momento de evaluar la gestión de un programa marcar estas deficiencias y aportar a través de sus informes los elementos necesarios para corregir estas falencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada